Aproximadamente 100 habitantes de la zona rural de Nátaga con el apoyo de la administración municipal construyen su propia placa huella, obra que le pone fin a las dificultades en el transporte de sus productos agrícolas

En la vereda Alto Carmelo, zona rural del municipio de Nátaga, sector San Juanito, un grupo de pobladores, unieron esfuerzos y con sus propios recursos económicos y un aporte de la administración municipal iniciaron la construcción de una placa huella, la obra era necesaria para mejorar el ingreso a sus fincas.

“Gracias al señor Alcalde por habernos aportado a la placa huella, que están beneficiando a 25 familias que viven en este sector en la vereda Alto en el sector San Juanito y agradecimiento a toda la comunidad que ha hecho un esfuerzo enorme para poder sacar delante de este gran proyecto, que nos beneficia a todos” lo confirmó un habitante de la vereda Alto Carmelo.

La iniciativa fue liderada por pobladores de la vereda, quienes consideran que la placa huella mejora el punto de ingreso a sus parcelas.

“Un espacio donde un grupo de personas con su esfuerzo y desarrollo económico, han logrado iniciar un trabajo como es la placa huella, nosotros como administración hemos querido acompañar en este proceso, para facilitar la movilización de sus productos” indicó el alcalde Nátaga, Héctor Ángel Amézquita Perdomo. La Administración Municipal anunció que nuevos proyectos de placa huella y mejoramientos de vivienda en los próximos meses se ejecutarán en varias veredas del municipio con previa coordinación de las comunidades. El proyecto hace parte de las acciones plasmadas en el Plan de Desarrollo Municipal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *